En esta técnica terapéutica se aplica corriente directa al cerebro mediante electrodos situados en el cuero cabelludo. La tDCS es una técnica capaz de favorecer y guiar la plasticidad cerebral.

Numerosos trastornos neurológicos y psiquiátricos infantiles presentan alteraciones en la maduración del sistema nervioso central y la plasticidad cerebral. Sus beneficios, perfil de seguridad y tolerabilidad, nos aportan evidencias suficientes para fomentar su desarrollo como herramienta terapéutica no farmacológica segura en niños, adolescentes y adultos.